domingo, 28 de noviembre de 2010

Vemos

Las obras, las más bellas nos maravillan, podríamos quedarnos con ellas  si no pudiéramos acceder a conocer al autor, pero una vez abierta la puerta de acceso, si bellas son sus obras, ¿no será mucho más bello el autor?

El creador de lo que tanto te gusta
de la belleza que admiras y quieres tener cerca
o ser es la Belleza misma.

Dios es Belleza.
Mira que no es que diga que es bello, muy bello, es Belleza.
Dios hecho hombre, tiene nombre que puede tu corazón pronunciar,
se llama Jesús.
Y es Dios Belleza, a tus ojos inalcanzable, radiante más que el sol, belleza que te cegaría.
También es Hombre, el más bello de los hombres, aquí Él pisa tu tierra para que puedas ver.

No es un Dios lejano que tengas que buscar en la abstracción intelectual,
es un Dios muy cercano hoy en el sacramento de la Eucaristía.

Su presencia expuesta en la custodia es
toda una clase de teología
de Belleza
de Amor
de Razón.



Dios se encarnó por ti.

DIOS ES AMOR
DIOS ES RAZÓN.

es tu padre, tu hermano, tu amigo
no hay tiempo para imaginar,
para dormir,
para fantasear con la imaginación,

sólo te puedes permitir vivir.

todo lo que no sea vivir es tiempo desperdiciado.


El abate Pierre decía: "El amor es ser más en los otros"


Nadie, ni tú mismo te conoces como Él te conoce, de Dios no esperes sermones, regañadas, o cosas así, basta que mires cómo te mira.

Déjate mirar por Él y vivirás cada día la alegría de servir con Dios al mismo Dios que se esconde en todos tus hermanos.

¿cómo?


Yo lo hago así:

1-La Palabra de Dios (Biblia) y el magisterio de la Iglesia (Catecismo, encíclicas, Documentos vat II, libros de santos doctores) no se trata de memorizarlos, procura sacar tus juicios y ponerlos frente a los escritos y tira toda construcción que no esté sobre la roca firme. Llevamos muchas mentiras y dogmas y supersticiones y bobadas encima, muchas más de las que jamás hubiera pensado. Pesan un montón y estorban, tíralas, ya verás que espacio más bello ocupaban, ahora tienes más hueco para Jesús.

 2-Frecuentando los sacramentos, Jesús está realmente presente en el confesor, ¿a ti qué que nadie vaya a confesarse? ¿ a ti qué lo que otros hermanos hagan? ¿de dónde vienes, quién eres tú, qué sabes tú de nadie? jamás recibas al señor sin mirar bien la casa y barrerla si es preciso, hay confianza pero... jamás des asco.

 3-Jesús es el centro de tu vida y sólo
 ¡Él es la hostia!

 ¡Él es tu centro!

Te gusta defender a tus amigos tanto como a mí, seguro, pues mira que Él está en el hambriento, el sediento, el necesitado de justicia, concreta, pero hazlo siempre después de intensos ratos de oración y hazlo rezando, con alegría, que seas siempre Cristo ayudando a Jesús.

 4-Descubre a Jesús en todos tus hermanos, sí, he dicho en todos, busca y encontrarás, una ciudad en lo alto del monte no puede esconderse. Trabaja, ora y repara lo que rompiste y lo que otros rompen, solo no puedes, pero en su Gracia, con Él, lo puedes hacer. El día que descubras en ti que amas a tu enemigo, que puedes con-miserarte de otro, que  perdonas al que  'no lo merece', que no guardas rencor, que te alegras cuando a tu enemigo, el que te la hizo, ese, le va bien ...empiezas a ver, mientras tanto estás recién amanecido, crees que ves, pero es luego cuando ves nítidamente.

Vemos con el Sol con los ojos de la cara y también vemos como si lleváramos una linterna de mano, al estar en Gracia, el alma proyecta esa luz y vemos con los muchísimos ojos del alma. Se podrían cerrar los ojos del cuerpo y seguir viendo un tramo corto, pero te tropiezas pronto,  el Señor quiere que usemos ambos y aprendamos de los otros hermanos a ver con el cuerpo, hasta de los malos podemos aprender y para los del alma es de los santos de quienes aprendemos, y de algunos de ellos más que de otros según lo que tengamos que hacer o nos es mandado, no te apures nada, la instrucción es completa de uno que de cincuenta y siempre te asiste tu ángel en la lucha espiritual, especialmente cuando te encuentras con otros seres singularmente violentos. 

9 comentarios:

Maria del Rayo dijo...

También tu eres un sol.
Que grandeza de escrito, es para soñar, pero es una realidad en Jesús. Feliz y santo advientos.
Besos.

lourdes dijo...

Gracias por tu compartir que Dios te bendiga te deseo un feliz adviento unidos en oración y un abrazo

Mercuzzio dijo...

¡Hola Theo!

Gracias por la reflexión que nos regalas. Me gustan mucho los cuatro puntos. Es bueno que, de vez en cuando, los recordemos. Debido a la rutina diaria se nos olvidan y nos olvidamos de Quien es nuestro centro.

Un abrazo en Cristo.

Margalida dijo...

¡Qué fe más viva tienes!

¡Precioso post!

Te deseo que no se apague esta llama, es maravilloso sentirlo.

Gran Visigoda dijo...

Los cuatro pilares de los que hablas estan unidos entre si por el único fin de encontrarse con quien es todo Belleza y todo Amor.
El camino esta trazado, sólo tenemos que seguirlo...
Muchas gracias Theo, tienes una hermosa manera de explicar como hay que hacer ese camino. Un abrazo!

Angelo dijo...

La obra maestra de Dios, la más bella, es el hombre. Tanto tanto tanto, que cuando se rompió, no dudó en mandar a su Hijo a repararla.
Sepamos ver esa belleza en cada uno.
Un abrazo

Theo dijo...

Es la única realidad hermana María del Rayo.

Hermana Lourdes, apóstol de la oración.

Hermano Mercuzzio, son cuatro puntos que nos centran en el que puede hacernos como Dios quiere.Un abrazo.

Tú también la tienes hermana Margalida,y muy pura, porque sabes que es pequeña pero firme en él.

Hermana Gran Visigos ese es el quid de la cuestión, el encuentro, es que es él el que nos sostiene y no son palabras, es una persona, la Palabra, el Camino.

En todos hermano Angelo, no dudó en hacerse hombre y hacerme Dios injertado en él.

Gracias por comentar hermanos. Feliz adviento, santos en él.

Angelo dijo...

A falta de e-mail, tengo que mandarte mi felcitación de Navidad de esta forma poco elegante. Quédate con el cariño del envio:
http://vimeo.com/17560361

Theo dijo...

Gracias hermano Angelo.
¡Feliz navidad!