sábado, 13 de noviembre de 2010

Desprenderse

Lo malo de meter cosas y más cosas en multitud de cajas



es que siempre acaban estorbando en medio del pasillo.

11 comentarios:

Angelo dijo...

Es cuando uno descubre la cantidad de cosas que no necesita.

Gran Visigoda dijo...

Bufff ¡que razón tienes!

Javier Vicens y Hualde dijo...

Vas al taller de Ford y te regalan un llavero que agradeces amablemente. Luego vas al banco y te regalan un boli que no pinta pero que lleva la marca del zorro. Luego vas por la calle y te regalan un calendario con la marca de otro zorro, unos condones porque es el día de algún orgullo, un papel azul en el que se anuncia un vidente, un papel blanco en el que se anuncia un cerrajero... Y llegas a tu calle y buscas los contenedores correspondientes. No es nada fácil acertar con el contenedor de llaveros de Ford o de condones. Te has pasado la mañana agradeciendo cosas que no agradeces. Luego entras en casa y entiendes bien por qué dijo el Señor eso de "no amontonéis tesoros en la tierra". Y agradeces tanta sabiduría que se ha regalado.

Felicitas dijo...

Las cajas en el pasillo es el paso previo a bajarlas al contenedor, ¿no?
Sólo que esa segunda parte,la solemos dejar para luego....jiji
(una interpretación un poco sui generis...)
saludos,
Feli

Mercuzzio dijo...

¡JA JA JA! Muy buena entrada. Cuánta razón tienes. Porque la mitad de esas cosas que guardamos son innecesarias. Y, eso, al final acaban estorbándonos la salida o la entrada, porque atascan el pasillo.

Un afectuoso saludo.

PD. Gracias por unirte como seguidor a mi blog. Siempre es un honor.

Miriam dijo...

Hay cosas que son como niños que no quieren irse a la cama.
No quieren dejarnos, y se inventan historias de lo que las echaremos de menos o las necesitaremos cuando no esten.
Nunca hablan de la libertad y el espacio que proporciona desprenderse de ellas
A mi a veces me engañan, pero no siempre.
Que tengas genial semana¡¡

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

¡Hola mi amigo Theo, te veo muy poco por mi blog y siempre te estoy esperando, espero que vengas...
El lunes día 22 del corriente es mi santo y voy a dar un premio precioso ya propio de mi blog, regalo de una seguidora que me hace los premios para que los reparta.ven a buscarlo el lunes pero ya apuntate en mi blog de premios que está en la primera pluma de oro, ponte de seguidor, así tengo a todos los amigos reunidos y no me pierdo buscandolos entre todos los seguidores.
gracias
Recibe mi ternura
Sor.Cecilia

Margalida dijo...

¡Qué bueno Theo!

je...je
las cajas...

y los armarios...ji...ji

Theo dijo...

Hola hermano Ángelo, ese día es ¡horroroso! cajas por todos lados.

Hola hermana Granvisigoda, creo que todos tenemos alguna llena de trastos.

Hermana felicitas, es cierto, ¿porqué no la tiraremos de una vez?, pues nada, esperamos a que nos estorben.

Hermano Mercuzzio tienes un blog muy interesante.

Perfecto D Javier, así es, pocos nos regalan lo necesario y digno de agradecer. Su presencia en mi blog es otro regalito de Dios que le agradezco mucho.

hermana Miriam, nada más arrojarlas fuera se siente fenomenal, pero en seguida volvemos a llenar otra caja.

Hola Sor Cecilia, cuando abro su blog el antivirus me saca de internet, no se qué pasa, asi que solo leo el post pero ya no puedo navegar hasta cerrar la página. Debo tener mal el ordenador. No creo sea otra cosa. Su blog ya es un gran premio, mejor pasar de cadenas piramidales.


siiii hermana Margalida, jijiji, además últimamente en el armario ya no cabe una coja más.

Muchas gracias por comentar hermanos.

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, felicitaciones desde Panama!

Anónimo dijo...

Buen post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)