martes, 7 de diciembre de 2010

Hemos sufrido

Nadie fue ayer,

ni va hoy,

ni irá mañana

hacia Dios

por este mismo camino

que yo voy.

Para cada hombre guarda

un rayo nuevo de luz el sol…

y un camino virgen Dios.
-León Felipe-

 
Cada camino es singular para cada uno siempre que lo recorramos juntos, todos  expuestos al mismo haz de luz del sol. Podemos hablar de lo que hemos vivido y algo puede servirnos nuestro testimonio, porque hemos recorrido con Jesús tramos que pueden tener valor para los que vienen detrás y para lo que nos espera.
 
Sufrimos no para merecer, ni para alcanzar, sufrimos por amor, sufrimiento redentor, Dios nos amó cuando estábamos lejos y absolutamente inmerecedores de su Gracia y perdón, ni si quiera somos nosotros los que lo hemos elegido, es él, el que nos amó primero, eso es amar y estamos injertados en él, que le pidan a él cuenta de cada uno de sus ramas. Nuestras olivas son frutos alimentados con la savia única del que es, fuera de él no hay nada verdadero. Mira la cruz, mira el Camino con valor, decídete, pégate a él, déjate conducir por él y ya no te preocupes más que de ser fiel a lo que te diga él, te dará miles de ojos en el alma para reconocerlo en sacerdotes, movimientos, tus hermanos, como reconoces el olivo de lejos, así reconoces tu cuerpo, el cuerpo del que Cristo es cabeza.
 
Otros hermanos en diversas religiones, etc, en un momento de sus vidas son iluminados por ese rayo del único sol que puede salvar, ese rayo ilumina sus almas en la Verdad como sólo Dios sabe, a todos alcanza, tal vez no mostrándose el sol completo, Jesús, seguramente de la mejor manera para que ese hijo quiera permanecer en la luz de ese rayo, ahora queda esperar la respuesta de cada uno de ellos, rezamos para que digan sí a la Verdad, a permanecer bajo ese rayo y llegar a contemplar en la vida eterna todo el sol sin quemarse las retinas, a Dioos nadie lo ha visto, sólo el Hijo que bajó encarnándose y ese es todo Dios encarnado que  siendo Dios no hizo alarde de su categoría, sirvió como el más pequeño y tomó nuestros pecados y clavó en la cruz. En la confesión ese sool nos desinfecta,arrancándonos el pecado, dejándonos inmaculados para jamás volver a pecar, fortalecidos para no volver a caer en nada.
 
Y no me vengas a preguntar ¿cómo es que tú puedes permanecer sin pecar?,  porque te diré que es él el que nos sostiene, estamos injertados en él, él si puede y lo hace, así que si quieres lograrlo dile:
 
¡Hazlo tú Señor!
 
Mi Sol, tú eres la Luz que me permite permanecer bajo semejante astro, porque yo me someto a ti, me pego como una pegatina a tu costado y tengo el agua que limpia y la carne que me alimenta, la vida diaria
 sacramental es verdadera comida y bebida. pega tu voluntad a la de Jesús, escucha y lee el evangelio y pégate a él, verás como tú también puedes, porque él que puede quiere. Quiero, queda limpio.
 
 No te despegues, no oigas a nadie más, sólo escúchalo a él en tus hermanos, en la Iglesia, si estás vivo en la Iglesia, si permaneces sometido bajo el intenso Sol del desierto al que te lleva el mismo Dios, entonces encontrarás la respuesta, tú sólo deja vivir a Cristo en  ti, el Espíritu Santo que refrescará cada palabra de Jesús, el que conduce tu vida hacia la eternidad.

17 comentarios:

Soldado Vikingo dijo...

Navidad y Semana Santa son los dos momentos más importantes del año para un cristiano, en los que debe leer y reflexionar sobre lo escrito en el Nuevo Testamento.
Un saludo, ¡Arriba España! y ¡Viva Cristo Rey!.

Capuchino de Silos dijo...

Quédate con Él siempre, y en ti nacerá el Amor más grande que el hombre tenga. No necesitarás nada más. Él confortará tu alma de tal manera que sentirás en ella un nuevo bautismo, una nueva llama del amor que hay en Cristo.

Gracias por tu visita a mi blog.
No conocía el tuyo y me ha emocionado tu texto y la poesía de León Felipe.

Gracias de nuevo y que el Señor te bendiga.

lourdes dijo...

Que ël siempre llene nuestra vida solo Dios así seremos realmente luz para otros gracias unidos en oración y un abrazo en Cristo Jesús

Capuchino de Silos dijo...

Me asomo por tu rinconcito para desearte un felicísimo día de mañana al lado de Nuestra Señora la Virgen María.

Un abrazo

Gran Visigoda dijo...

y nos dará miles de ojos en el alma para reconocerle...
Cuando de verdad le reconozcamos en todos los otros el Amor total será una realidad.
Gracias por esta reflexión, como todas las tuyas siempre profundas siempre intensas. Muchas gracias. Un abrazo!

Maria del Rayo dijo...

¡Solo Él y a nadie más!
Besos Theo.

Felicitas dijo...

Me ha alegrado mucho tu post de hoy. En realidad todos tus posts. Pero es muy cierto que el que dejó ya en el pasado el error y el pecado que da muerte al alma, ya no encuentra más consuelo para su corazón que en el Amor Infinito del Sagrado Corazón de Jesús, Dios y hombre verdadero. Hijo del Altísimo. Hijo del Amor y Vida de nuestra vida.
Oremos y ofrezcámoslo todo por la salvación de los que, por estar lejos, tanto Le hacen padecer de Amores no correspondidos.
Adelante, siempre adelante.
Un abrazo.
Feliz dia de la Inmaculada.

Theo dijo...

Muy buen consejo hermano Soldado Vikingo, voy a sacar tiempo en Navidad para leer el Nuevo testamento.

Hermana Capuchino de Silos, el mundo te dice que necesitas esto y lo otro, quedarse con todo en uno es de lo que se trata.Una fiesta muy española y feliz.

Hermana Lourdes, claro que sí, la luz es Él mismo, no nosotros, conviene transparentar cuanto antes quitando de enmedio todo lo antiguo.

Hermana Gran Visigoda, es lo que hay que procurar cada vez que vemos al prójimo, encontrar a Jesús. A veces feliz, otras dolorido,vibra el alma. Me gustaría que sirvieran para que nos nos encadenemos a rigores y pesos que nos aplastan,cansan, agobian, ir a Él.

Hermana María del Rayo supercondensado:
¡Él y nadie más ! porque en los demás está Él con tal que tengamos la caridad que nos hace descubrirlo.

Hermana Felicitas tienes el don de radiografiar la letra espiritual, olvidarse del ayer bien confesado, proponerse enmendar, y caminar hacia adelante en una accesis de amor, no de cumplimiento, no de formalismo, no de autosatisfacción, sino de entrega, eso de "partirse y darse a comer" que escriben los místicos.

Muchas gracias por comentar hermanos.

PARROQUIA SAN ANDRES APOSTOL TORRES ZARAGOZA dijo...

Que la gracia y la paz habite en tu corazon que bello relato de amor y de misericordia ojala tuvieran eso ojos que tienen en el corazon para ver la luz que hace brillar las tinieblas
te saludo

Angelina de Maria dijo...

QUERIDO THEO,SIGAMOS CAMINANDO POR ESA SENDA QUE NOS CONDUCE A DIOS LLENEMOSNOS DE SUFICIENTE AMOR PARA PODER PASAR POR LA PUERTA ESTRECHA.
UN ABRAZO EN CRISTO JESUS HNO.

lourdes dijo...

¡Hola! Theo gracias que el Señor tebendiga siempre una buena semana en el Señor unidos en oración y un abrazo

Arturo dijo...

Dulces y vivificantes palabras. Gracias por compartir hermano, que mi espíritua se ha fortalecido en demasía.

Claudia dijo...

Saludos amigo Theo,

La transcripción de León Felipe, pero qué inspiración!!.

La meditación que escribiste muchas gracias, caminos únicos, sendas que se encuentran y se sostienen en la fe y la fraternidad en Cristo, teneís razón nada de que no se puede.

Alabar, orar, trabajar, para que la Santísima Trinidad nos limpie, nos dé un corazón ancho y de carne para amar a Jesucristo y no soltarnos, que sigamos deseando estar allá y si desea nos permita, oir, entender sus caminos.

Hasta pronto, y un besote fraterno hermano.

Mercuzzio dijo...

¡Hola Theo!

Es que sin El, nada somos, nada podemos. Muy buena tu reflexión. Me guardo en la memoria a plazo fijo lo de "pegados como una pegatina", genial ejemplo.

Saludos.

Theo dijo...

Que habite en nuestros corazones.Gracias hermanos de san Andrés.

sigamos caminando llenos de Paz hermana Angelina de María.

Unidos en la oración hermana Lourdes.

Hermano Arturo, ¡qué alegría más grande verte por aquí!Amigo,bienvenido al blog. Un beso.

Alabar, orar y trabajar, magnífico programa para caminar hermana Claudia.

Hermano Mercuzzio, si te fijas, Jesús fue fiel a Dios Padre así, obediente hasta la muerte, por eso en todo igual menos en el pecado, se hizo pecado pero no pecó jamás y nos mostró ese sometimiento del mismo Dios hijo al Padre, no como Adán, este nuevo adán nos abre la puerta del Cielo, un nuevo cielo.

Gracias hermanos por comentar.

Miriam dijo...

Sufrimos por amor, no para merecer ni alcanzar.
Anda... no lo había pensado, y tiene muuuuucha miga. Gracias por la idea, es importante

Y le seguimos por amor.
Aunque a veces ni nosotros entendemos como

Preciosa entrada y comentarios (aunque el mio llegue un poco tarde)

Theo dijo...

Muchas gracias por comentar hermana Miriam, siempre te espero.