viernes, 27 de agosto de 2010

¿para qué rezo?

Para que cada uno de mis hermanos se

ENCUENTREN 

personalmente con

Jesús

en esta vida.

6 comentarios:

Felicitas dijo...

REza por mí, Theo, que necesito convertirme de nuevo.
Gracias.
;O)

Felicitas dijo...

Ah, gracias por quitar la verificación de palabra... qué alivio, Atalivio!
Muac.
;O)

Theo dijo...

Hola. Recemos mutuamente, confortémonos y mantengamos viva la llama de la fe.La conversión es gradual, pero la misma,sólo que va llegando más profundamente en el corazón, quedando uno con menos y así teniéndolo TODO. No sé si lo estoy liando. Que - es + en Conversión y que - es - en arquitectura. Gracias por comentar hermana.

Claudia dijo...

Tal vez, por algunos momentos deba estar en silencio, comentar un poco menos de mi iniciativa, el mundo me empuja a ser muy Martha, pero deseo ser más María, la única solución creo será combinar y tener una María Martha, gracias por todo su apoyo.

La bendita devoción debe afianzarse de una buena vez,a Jesucristo no le gusta la gente tibia.

Ojalá y me puedan incluir en sus oraciones.

Amén

Miriam dijo...

Preciosa petición
Dicen que al Señor le enternece que pidamos los unos por los otros

Supongo que como me enternece a mi cuando le doy un caramelo a un sobrino , y me pide otro para su hermano (que ya tenía pensado darle)

Meditaré en el encuentro con Jesús de cada uno de mis hermanos, y pediré

Theo dijo...

Hola. El silencio es muy bueno hermana Claudia,pero es silencio activo, escucha y trabaja, estoy leyendo un blog de Silencio, huertos y oración genial.

Encuentro que rezar por los demás es parte de nuestra condición cristiana,¿no lo crees así hermana Miriam? la salvación de las almas es cosa de todos nosotros en el cuerpo místico que es la Iglesia. Todos trabajamos y somos partes del mismo cuerpo.

Gracias por comentar.