sábado, 21 de agosto de 2010

Modernos, oír y ver sólo si gozan.

Expuestos a todos los halagos y materias sensuales, ni oír hablar de Dios, ni quieren saber que tienen una naturaleza caída, vive fuera, miran fuera sólo oyen el ruído de afuera.


Jesús les estorba... ¿pero qué te ha quitado él que todo lo humano y divino  ha hecho por ti?

Y quieren ser buenos, solidarios, amorosos, sinceros, con el prójimo lo que sea pero sin él. Y de aguantar a los flacos venimos con el tiempo todos a estar escuálidos, famélicos, enfermos.

Y si enfermamos, ya no podemos estar cuidando de los flacos. Si nos enfriamos en la tibieza ¿quién nos va a calentar?

4 comentarios:

Felicitas dijo...

sólo Jesús Sacramentado, que en el Silencio nos ama y nos habla de sus Amores.

Theo dijo...

Hola. Sólo él y que manera de seguir a nuestro lado.....Gracias por comentar hermana.

Claudia dijo...

Hola Theo,

Ha sido la insensatez del hombre incrementada con la tentación del demonio, que ha llevado a esta humanidad a semejante caida, si la cabeza es ciega, el cuerpo bien perdido, y así se forman familias, como bola de nieve se hace grande y bien seguros de que hacen lo mejor para ellos mismos.

Lo que nos puede llevar calor es la oración, hermanos que son testimonio de Dios, y la gracia del Espíritu Santo que nos impele, invita o lleva de la mano.

Theo dijo...

Hola hermana Claudia, das en el clavo. Oración, testimonio y apertura ala acción de Dios. Gracias por comentar.