sábado, 29 de mayo de 2010

Romanos 3,19

He leído la carta a los romanos de san Pablo,

En el 19 me detení sorprendido, allí estaba claro todo desde tiempos de san Pablo,


Leí de la red en concreto la biblia que pone el vaticano en vatican.va biblia latina en español y llegando al versículo 24 me impactó

"pero son injustificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención cumplida en Cristo Jesús"

Leí también lo mismo en la biblia que pone el sitio Catholic.net con el apoyo de los obispos norteamericanos


Y por más que la leo, creo que cometen un error porque mi corazón sólo puede leer así:


Son JUSTIFICADOS GRATUITAMENTE POR SU GRACIA, pues ella nos hace creer en su hijo y así nos justifica y encaja con lo que comenta adelante san Pablo: por la Fe en JESÚS.


¿estoy en un error? entonces te pido perdón y te ruego que leas debajo del título del blog.


Esta Fe no anula esa Ley, la confirma, por eso son más validos que nunca los diez mandamientos, pero sólo si se realiza en el amor, como el amor que nos ama hasta tomar cuerpo y hacerse hombre y dar la vida de la manera en que lo hizo por nosotros.

No tengo ni idea sobre la Biblia, claro está, sólo soy un pecador, pero un pecador que camina con Jesús, mi corazón late deprisa, pero no tiembla.

9 comentarios:

Felicitas dijo...

Hola Theo, cómo me he alegrado de tu visita en mi bloguete.
Muchas gracias por venir.
Todos buscamos el camino correcto, a veces cuesta un poco más de la cuenta, pero confiemos que su Espíritu Santo nos guía y nos avisa cuando erramos.
Un beso para ti.
;O)

Maria del Rayo dijo...

Gracias por tu visita en mi blog de Misericordioso Amor. Es verdad lo que comentas ahora, y ya dice San Pablo en su carta a los Corintios "Si no tengo caridad (amor) son como bronce que suena o cimbalo que retiñe".
Llevamos inscrito en nuestro ser el amor, somos imagen y semejanza de quien nos creo, y además nos redimio y sólo por amor.
Besos.

Mayte dijo...

Os invito a entrar en esta página:

www.gratuidad.com o en la web del grupo fray escoba de móstoles.

En especial pinchad en enseñanzas. El padre Chus Villarroel es mi amigo del alma. Le conozco y como persona es inmenso pero como predicador de la gracia o profeta de gratuidad como me gusta llamarle es un regalo de Dios.Después de muchos años de cumplir con el legalismo de la iglesia más por hacer lo que tenía que hacer que por otros motivos, descubrí que yo era como aquellos fariseos que se esforzaban hipócritamente en seguir la ley para tener un motivo para el que , en el fondo, sentirme mejor que los otros. Me di cuenta de que hacía todo por Jesucristo pero sin él. Mi vida no estaba bien pero ...Me rendí al Espíritu Santo y la limpieza interior que hizo en mí poco a poco hasta reconocer a Jesús como salvador y centro de mi vida. El Señor me cautivó y me dió un corazón de carne.
El sacerdote del que os hablo es un Enamorado de San Pablo y su predicación se centra en que el único que salva es Jesús, el único bueno es El. La gracia nos santifica por iniciativa de Dios que nos ama gratuitamente y nos hace vernos salvados en Jesús. Justificados por la fe. Amados en extremo hasta allí donde ni nosotros nos amamos. Desde ese encuentro íntimo con Jesús vivo sí se puede cumplir toda ley pero si no seremos como sepulcros blanqueados , hipocritas e infelices. Delante de Dios ninguna máscara nos va a servir. Lo mejor es aceptar nuestra pobreza, entregarla a Dios y pedir que El haga en nosotros. Su gracia se derramará y nos llevará a una amistad preciosa que nos reconciliará con nosotros mismos con Dios y con los demás.
Ya me contaréis.

Mayte dijo...

Para mí este tema de la santidad es así:

Yo no puedo ser santa por mí misma. Pobre de mí con lo calamidad que soy. Y por más que ponga todas mis fuerzas humanas en conseguirlo, en cumplir con todas las normas de piedad , en rezar todas las devociones, en cumplir todo pues no puedo. De verdad que lo intenté en una etapa de mi vida y además de un gran vacío espiritual psicológicamente casi me vuelvo loca: dejé de ser espontánea, alegre, me volvía una persona cada vez más y más gris a pesar de buscar a Dios con todo el corazón.
Hasta que un día gracias a Dios se cruzó en mi vida un retiro de la Renovación Carismática que daba mi gran amigo Chus Villarroel. Fue la noche de Pasuca. Recibí la Efusión del Espíritu Santo. Tuve un descanso en el Espíritu donde sentí el abrazo de Jesús Vivo. La Calidez de ese amor sanó profundamente mi alma herida por tantos años de luchas, fracasos humanos, etc. No hubiese vuelto de aquel lugar. Pero volví totalmente sanada. Descubrí a partir de aquel momento que mi Vida en todos los sentidos incluído el espiritual, que esa Vida en abundancia no podía depender de mí sino de El. Y me fui dejando hacer. Y fu sanando día a día mi corazón. Y pude encontrarle en cada paso del camino, en el cielo, en las flores, en mis caídas, en mis alegrías, en mis dolores... Y disfrutar de una intimidad absolutamente gratuita que me hace plenamente feliz y tocar el cielo ya en este mundo.
Yo solo pongo el corazón dispuesto y abierto para que El lo llene. Pero de todo lo demás se ocupa El.
Cuanto más pongamos el acento en nosotros mismos o en cumplir con tantas cosas menos dejaremos para El. Cuidado con el querer comprar todo con obras que son al fin y al cabo humanas. No podemos atesorar mayor bien que el del Don de Dios y es Don: pura gratuidad. Si la acoges verás que todo cambia que te purificas , que tienes ojos nuevos, un corazón de carne en vez de piedra. Pues Santo sólo hay uno: Jesucristo. San Pablo lo decía muy bien : El es nuestra justificación. Por la fe estamos salvados y no solo por las obras. Que toda obra de piedad sea un canto del corazón enamorado y no se quede en otras cosas pues se hipoteca el corazón que no encontrará descanso hasta llenarse del don gratuito de Dios.
Yo lo he experimentado en mi vida. A mí no me hagáis caso si no queréis pero ahí está el camino de abnadono y hacerse pequeñita de Santa Teresita, a Sor Faustina KoWaska, las enseñanzas de Benedicto XVI sobre la gratuidad del Amor de Dios...

Margalida dijo...

Hola Theo, tienes un blog precioso.

¿Cuando pones gay, que quieres decir?

Saludos en Cristo.

Felicitas dijo...

Querido Theo,
he estado mirando esta lectura en una página web netamente católica y afirma que la justificación nos viene por la Gracia de Jesucristo. Mírate el siguiente link, por favor:
http://www.clerus.org/bibliaclerusonline/es/index.htm
Busca en epístolas de San Pablo y verás lo que pone. ¿Quizás haya podido ser alguna confusión?

Theo dijo...

Gracias. Miré y tienes razón:"pero son justificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención cumplida en Cristo Jesús. " ya me extrañaba a mi, ahora queda saber por qué se presta poca atención a transcribir bien algo tan importante, descuidos, o sencillamente porque también son humanos y por lo tanto, con fallos.


Cuando digo gay quiero decir MARICóN. Y te aclaro, con orientación, inclinación, como lo llames hacia personas del mismo sexo, Homosexuales. El toque está en dejar lo genital quieto, sin actividad, es decir, en CASTIDAD y eso sólo se puede lograr con la ayuda de JESúS, eso creo, siento y tengo experimentado.

Heterosexual suena a grave enfermedad y no lo es, y sin embargo es lo normal, lo natural, es cierto, cuando digo gay quiero decir distinto magnéticamente. Nosotros para evitar vejaciones, ofensas, malas palabras y demás lo llamamos gay, sinónimos en español que no ofendan, pues sólo me hizo gracia una vez que mi madre dijo que un amigo mío tenía "sentimientos distintos", bueno, como pudo lo dijo para indicar todo sin decir mucho. cosas de madres. Me puedes llamar degenerado, vicioso, anormal, enfermo, marica, etc. pues todo o algo de eso pude o fui pero en mi experiencia sólo puedo decir que JESúS ha venido a mi vida y que desde entonces estoy realmente vivo, enamorado, alegre, ilusionado, esperanzado, y quisiera llevar a todos a su amor, a su luz a su compañía.

Mayte tienes una forma de escribir que me llena de luz, comprendo mejor y voy tomando y aplicando en mi camino, miraré esa página que dices,gracias.

Margalida dijo...

Gracias por tu aclaración Theo.

Últimamente conozco a bastante gente que lo es, tanto hombres como mujeres.

yo tengo mi propia teoría.

Has optado por la opción más valiente, deseo de todo corazón que Jesús te ayude en esta batalla, que el sagrado corazón de María que todo lo traspasa y lo renueva con su infinito AMOR DE MADRE te colme de la dicha que tanto anhelas y consigas traspasar esta barrera.
Cuando la hayas traspasado dejarás atrás la etiqueta y serás un hombre libre.

Theo dijo...

Hola. También hay mucho vicio, me gusta pensar en los que son desde siempre, vamos desde que tienen conciencia de algo adulto. Pero te diré que de los otros también me acuerdo y ya de una vez pido por todos. No me gusta ir de víctima, pero la chica que entra en casa del fariseo y le lava los pies del Señor y perfuma a Jesús y es perdonada es en cierta medida lo más parecido que siento, yo le tengo mucha devoción a santa María Magdalena y por supuesto a ese amor de madre que hablas, sin ella, sin ella no podría, todo me lo consigue. Gracias por comentar hermana.