viernes, 14 de septiembre de 2012

Vivir en castidad


¿Que es en mi vida la castidad?

La libertad en la que vivo puedes imaginarla de muchas formas. Te explicaré cómo vivo y desarrollo mi sexualidad en plenitud. Tal cual lo has leído. Ya me dirás tu plenitud cuanto tiempo y altitud alcanza en vuelo.

Salir corriendo cuando en otro tiempo entraba al galope es la mejor estrategia para conseguir equilibrar mi ser. Habrán otras técnicas, huir para evitar me funciona. Porque no eres un pito, me niego a ser gobernado por el instinto, un lobby de salón de espera, mi antojo, mi capricho compulsivo y mis vicios. Las cadenas de la esclavitud y del pecado fueron rotas en la confesión sacramental. No sé como funcione una terapia, lo desconozco, yo te hablo de mi experiencia vital. A mí me ha liberado JESÚS.

La falta de encuentros, de actividad sexual y no precisas que te diga más, lejos de quitarme algo me ha llenado al dejar hueco, me ha sosegado en tal modo y grado que siento una completa armonía entre mi cuerpo y mi espíritu. Gozo, gozaba más antes, al principio era  de flipar ahora mi gozo me parece que ha madurado y comienzo a  habitar y existir un misterio: vivo. El tiempo me cunde mucho más. Estoy atento a vivir el momento con mayor intensidad, los sabores, los colores, la música, todo a mi alrededor han adquirido mayor nitidez y claridad, gozo mucho más a cada paso del camino. El sol tenía días que no se ponía y otros muchos que no amanece.

No buscar un gozo efímero que  no me saciará, más al contrario, me robará y dejará falto, carente de amor, me permite llenarme hasta desbordar de alegría al lograr hacer un hueco inmenso, insospechado en mi corazón. Basta cuidar comer y beber con moderación para estar siempre alerta sin  obsesión, es como un vigía en la torre o un candado en la puerta.

Yo también tengo incendios como tú. Sí claro, tal vez más a menudo cuanto más despistado estoy. Bueno, tal vez me encuentres corriendo a por agua en vez de ir a por el fuelle. No escucho, no entro en conversación con la llama porque si lo hago pensando que soy de piedra la carne me traicionará y caeré. Si caigo me he de levantar con la ayuda de Jesús que no me deja tirado y de mis galones que quieren seguir caminando porque si Él no tira la toalla su mendigo quiere seguirle hasta el amanecer del nuevo día.

Sí, día a día, al principio era tarea fundamental, adiestramiento general a cada paso, con el tiempo los buenos hábitos hacen virtud y no vas pisando charcos ni con la vista suelta. Este borriquillo no quiere distraerse.

Todos los días me alimento bien. Una vida en castidad con plenitud, sin amargura ninguna es una vida eucarística en la que comes y te das a comer. Ser cristiano es ser otro cristo de tu hermano Cristo presente en cada uno que convive y tratas a diario. El mismo cristo eucarístico que quiere que todos los días medites un misterioso rincón de su Pasión.

Castidad es oración aplicada y viva en mis deberes cotidianos.Orden y equilibrio en mi ser; cuerpo y alma y la creación.

Castidad es la alegría que puedo ver, sentir y vivir en mis hermanos  con diversos estados; casados, solteros, novios, etc y que me permiten aprender a compartir el amor que Dios nos tiene.

Castidad es soledad que me adentra y fortalece en el mar de muchas noches con aguaceros de lágrimas.

Abrazo con todas mis fuerzas mi cruz y te animo a que abraces la tuya también para descubrir la vocación tan maravillosa a la que hemos sido llamados en medio de un mundo que necesita saber que Dios ha enviado a su Hijo al mundo para salvarlo y que somos testigos del Amor, sí, cristianos.

14 comentarios:

Juanjo dijo...

La verdad es que tú, te tienes bien ganado el cielo por el trabajo que te estas tomando para triunfar.

Otras personas que conozco bien, y que son buenos cristianos/as , sin duda, son presos de la carne sin remedio. Y como dice el Evangelio, no se puede servir a dos amos.

Angelo dijo...

Gracias. Sé que no es nada fácil y entiendo esas noche con aguaceros de lágrimas.
"¡Ah!, buen Jesús,..., si los hombres supieran lo que es amarte en la Cruz...! ¡Si los hombres sospecharan lo que es renunciar a todo por Ti! (Rafael Arnáiz)"
Un abrazo

Santos Plagio dijo...

En el matrimonio la castidad debe ser compartida y consentida por ambos, entiendo que asi lo es, ya que :

El amor es la razón principal por la que un hombre y una mujer deciden casarse y de él nace una fuerza que los
mantiene unidos. La celebración del vínculo matrimonial fue un acto de amor y la promesa de amarse
incondicionalmente para toda la vida.

Cada uno de los esposos tiene la obligación de conceder el débito conyugal al otro, siempre y cuando lo pida de
manera seria y razonable. Este acceder a las relaciones conyugales es necesario porque puede dañar la relación y
provocar el adulterio. Pero, no hay obligación si hay algún impedimento por salud, por estado de ebriedad, etc. “El
marido otorgue lo que es debido a la mujer e igualmente la mujer al marido”. (1Cor. 7, 3)

Miriam dijo...

Theo, me quedo, para vivir mañana, ese animo que nos das a abrazar la cruz con fuerza.
No a aguantar, no a sportar, no a resignarse.
Sí a abrazar
Cuidate mucho

(Estuve en Lourdes hace unas semanas, rece por todos. La Madre nos cuida, nos acoge, nos protege

Javier Vicens dijo...

¡Gracias!

Theo dijo...

Hola Juanjo, nadie es preso de la carne sin remedio, la absolución te renueva por completo y te transplanta al Reino para no volver a pecar, creerlo es fundamental para que el sacramento haga todo su efecto y nos renueve como Dios quiere.Gracias.

Gracias Angel por traer la memoria de San Rafael Arnaiz.Gracias.

Gracias Santos Plagio, pero en nuestros casos podemos hablar de todo menos de 'matrimonio'.Gracias.

Gracias hermana Miriam por acordarte de mí, gracias con el corazón más inmaculado que he tenido nunca.

Gracias don Javier por acercarse a su casa, gracias.

José Ramón dijo...

El cielo se gana con voluntad, es un honor pasar por sus blog.

Saludos desde Abstracción texto y Reflexión

Angelo dijo...

"¡Felicitaciones, carísimos, porque ha nacido el Salvador! No cabe la tristeza cuando nace la vida. Si eres santo, ¡alégrate!, porque tienes encima tu premio. Si eres pecador, ¡alégrate!, porque se te ofrece el perdón. Si eres un pagano todavía, ¡alégrate!, porque eres llamado a la vida de Dios". (San León Magno)
Feliz y Santa Navidad. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Espero que sigas adelante, escribiendo y dando tu testimonio.Hay muchos que se sienten atraídos por personas de su mismo sexo y no hacen nada por evitar tener relaciones porque piensan que es imposible controlarse. Dios y María Santísima te sigan dando fortaleza y bendiciendo cada día

Miriam dijo...

Theo, he vuelto a re leer esta entrada, gracias otra vez por lo escrito.
Deseo un año 2013 en el que todos haciéndonos muy pequeños, nos acerquemos muchésimo al Señor
Y así podamos disfrutar de su Amor y acompañarle en Su dolor, sostenidos siempre por El (o sino lo tenemos más que complicado ;O)

Un abrazo

Miriam dijo...

Feliz Pascua Theo¡¡ Que la alegría y la esperanza de este día grande, no disminuya, ni se vaya con el olvido.
Que el triunfo Amor, permanezca siempre con nosotros.

Anónimo dijo...

Hοweveг, sincе their aсtions aгe buіlt upon the eгrοneous
belief that they business arе rigid, and as such
stгіκes а balance οf
quantitative аnԁ qualіtatiѵе іnformation.
Fгeddie Bourne ωhοsе stepmοther Cаrolyn
lashed out at his bride-to-be in a ѕcathіng
email ωhich was forwardeԁ around the world.

Feel freе to visit my website ... outsource internet marketing

Theo dijo...

Gracias hermanos por pasar, compartir y comentar.
Gracias.

Felicitas dijo...

Leyendo de nuevo este post, me ha venido a la mente que el Amor al que somos llamados lo trasciende todo, es tan inmenso que uno ya no piensa ni en hombres ni en mujeres, ni en preferencias de ninguna clase, es amar como Cristo ama, amar con el mismo Amor que nos habita. Es dejarse purificar de toda carnalidad y de eso sabemos tanto los hetero como los homo.
NO sé si me he sabido explicar.