sábado, 19 de mayo de 2012

Mirando al cielo.

A que llueva un poco de fe en esta tierra reseca.

 A los que crean (dice el Señor), les acompañarán estos signos:

echarán demonios en mi nombre,
hablarán lenguas nuevas,
cogerán serpientes en sus manos y,
si beben un veneno mortal,
no les hará daño.
Impondrán las manos a los enfermos, y quedarán sanos.

No hablaré de la cierta existencia de los demonios, ni  del poder de expulsarlos ni en qué consisten esas lenguas, ni  sobre las serpientes y el veneno ni mucho menos de imponer las manos y quedar sanos.

Signos todos que no se buscan sino que acompañan a los que crean en Jesús, la Palabra de Dios.

La importancia del signo en la fe del que recibe y el poder del Nombre sobre todo nombre.

Ni una nube por el horizonte pero aquí estamos tú y yo mirando, esperando con muchas ganas el monzón del Año Santo...






4 comentarios:

Javier Vicens dijo...

Ya me iba a la camita, pero he leído su amable comentario en ESTAS CONTENT@? y he visto que usted volvía a publicar aquí, después de tanto tiempo, y he tenido que venir aquí. Así que, si mañana no me levanto a las seis -como era mi propósito- le echaré a usted las culpas.

Miriam dijo...

Es gratificante estar en compañia mirando, rezando al cielo
Sabiendo que cuando uno flaquee, el Señor, por medio del hermano, nos sostendrá.
Me encanta que vuelvas a publicar. Es un regalo por ser la Ascensión
Gracias¡¡¡

Margalida dijo...

Y mirando el cielo pidiendo, que llueva un poco de fe en esta tierra reseca...

¡Precioso post Theo, y preciosa la imagen!

Theo dijo...

Gracias Don Javier por leer mis comentarios en su hermoso blog y pasar por esta su cibercasa.Gracias.

Gracias Miriam. El gran regalo es encontrarte por aquí.Gracias.

Gracias Margalida. Tiene que llover a cántaros.Gracias.